Nuestro método

La práctica de la música es una de los hábitos más saludables que puede tener el ser humano. Todos los estudios científicos realizados indican que la práctica de la música estimula el cerebro de una manera  extraordinaria si se compara con otras actividades. Los beneficios de la práctica musical afectan a diferentes áreas del desarrollo del individuo, así pues, vemos como mejoran la capacidad de racionalización, la socialización, la consciencia emocional la capacidad motriz y de coordinación, mejora el uso y aprendizaje del leguaje, la capacidad de comunicación, la empatía. Nuestros estudios han demostrado como la metodología refuerza las competencias básicas. Hemos introducido áreas alejadas de la música pero que utilizan la práctica de la música para desarrollar aspectos básicos de la formación estas áreas van desde introducir al niño a través de la música en la fonología de la lengua inglesa lo que les ayuda en el futuro a tener la pronunciación correcta, también trabajamos la inteligencia emocional, ya que hemos contrastado que la práctica de la música es una herramienta muy efectiva para trabajar la primera de las competencias de la inteligencia emocional la “autoconciencia emocional”. Es por esto que este Método va más allá de enseñar al niño a tocar un instrumento. Su propósito es ayudarlo a descubrir su potencial con el fin de aprender y de ser una persona con un desarrollo cognitiva y emocional saludable. No buscamos producir artistas, sino ayudar al niño a encontrar el goce que deriva de la práctica de la música de los beneficios que esta tiene.  APRENDIZAJE POR EXPERIMENTACIÓN Desde el principio los niños que siguen este método aprenden a memorizar y a reproducir ritmos y melodías, solamente gracias a la escucha, sin necesidad de aprender desde el comienzo los fundamentos teóricos del lenguaje musical. Los procesos cognitivos naturales del cerebro del ser humano son los que de manera automática hacen que el alumno llegue a la comprensión necesaria de cada elemento que va interviniendo en el proceso musical. El resultado del entrenamiento de la memoria y de la concentración se reconoce inmediatamente en el trabajo instrumental. El juego con la memoria genera una gran capacidad de concentración. Este desarrollo de la memoria en los niños repercute en su trabajo escolar a menudo basado en esta capacidad. Aprendizaje por Experimentación Sabemos que las personas que solemos retener cognitivamente (y a largo plazo) un 20% de lo que oímos, un 40% de lo que vemos y un 80% de lo que experimentamos, es decir, aquello que vivimos de manera práctica es lo que más nos sirve y lo que trasladamos en el tiempo como conocimiento aplicado. Una gran influencia nos llega del pedagogo y músico como Z. Kodaly dice “la música no se entiende como entidad abstracta (solfeo), sino vinculada a los elementos que la producen (voz e instrumento), la práctica con un instrumento elemental de percusión y el sentido de la ejecución colectiva son los puntos principales en el aprendizaje. – See more at: http://www.gabou.es/#!/nuestra-metodologia

APRENDIZAJE POR IMITACIÓN

La imitación es el primer paso en los procesos de enseñanza diferentes grandes pedagogos han hablado de esto, especial interés tiene para nosotros como el profesor Suzuki “observó que los niños aprenden a hablar su propia lengua, incluso reproduciendo los acentos locales, con gran exactitud, para lo que se necesita una gran capacidad auditiva. Los niños están envueltos por los sonidos del idioma de su madre desde antes de su nacimiento, lo que le llevó a pensar que si los niños estuvieran rodeados de sonidos musicales, podrían desarrollar una habilidad tan extraordinaria en la música como la que desarrollan en el lenguaje.”

APRENDIZAJE LÚDICO

Cada vez se va extendiendo más la certeza de que los juegos que generan emociones positivas y placenteras producen un aprendizaje muy efectivo, ya que la intensidad de la vivencia emocional en el momento de la experiencia es directamente proporcional a la profundidad y anclaje del aprendizaje.

La música es un vehículo muy efectivo  para hacer aflorar las emociones, cuando  estamos escuchando o interpretando  una melodía, podemos tratar de identificar  y de etiquetar las emociones. Podemos percibir como la intensidad de estas varía y de que manera esto nos afecta y nos impulsa hacia unas conductas u otras.

Goleman nos dice que la inteligencia emocional es una forma de interacción con el mundo en la que se tienen en cuenta los sentimientos y la percepción de estos que engloba habilidades tales como el control de los impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la empatía, etc. Una manera de trabajar este material humano que son las emociones es la práctica de la música.

Pin It on Pinterest